Carolina Darias clausura en Rabat Conferencia Internacional sobre Mujer, Paz, Seguridad y Desarrollo

La presidenta del Parlamento canario reclama que se priorice el papel de las mujeres en la construcción de la paz Darias se suma en Marruecos al compromiso de que la próxima Secretaría General de las Naciones Unidas sea ocupada, por primera vez en la historia, por una mujer
CEEM PARLAMENTO DE CANARIAS (7 de septiembre de 2016).– La presidenta del Parlamento de Canarias, Carolina Darias, defendió esta tarde en Rabat la necesidad de “pasar de las palabras de las resoluciones a la realidad del conflicto” para “priorizar la participación activa de las mujeres en la construcción y consolidación de la paz”, un objetivo para el que consideró muy importante que estas “ejerzan los liderazgos necesarios”. Así se pronunció Darias durante la clausura de la Conferencia Internacional sobre Mujeres, Paz, Seguridad y Desarrollo, a la que ha sido invitada por el Ministerio de Asuntos Exteriores de Marruecos en el marco de la celebración del 16 aniversario de la resolución 1325 del Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). La presidenta de la Cámara autonómica canaria se sumó al compromiso y voluntad firme, recogido en varias de las intervenciones de la jornada, de trabajar para la inclusión de las mujeres en las mesas de negociación y misiones de paz, algo en lo que jugaría un papel fundamental “la designación, por primera vez en la historia, de una mujer como secretaria general de la ONU”. “Allí donde estemos las mujeres, la paz se consolidará antes y mejor”, añadió. Durante su intervención, Carolina Darias destacó que la resolución 1325 constituye “el reconocimiento de las afecciones diferenciadas de los conflictos que envuelven a las mujeres, como consecuencia de la desigualdad existente entre géneros” y reconoció que, aunque ha permitido llevar a cabo avances al respecto en el plano normativo, “no ha sido así en el día a día, en la vida real”. En este sentido, reclamó la “voluntad política suficiente y necesaria para llevar a cabo los avances que esta resolución pretendía”, un objetivo del que deben participar los parlamentos, que tienen que ser “epicentros de acción política”. Encuentro de parlamentarias africanas Como ejemplo de esta implicación parlamentaria, Darias se refirió al Parlamento de Canarias, el primero paritario de España, y a la organización en mayo pasado del I Encuentro de Parlamentarias Canarias-África, evento en el que ya se abordó la temática de la participación de las mujeres en la construcción de los procesos de paz. “Desde Canarias hemos aportado nuestro granito de arena a la causa de la resolución 1325 y en esa línea seguiremos trabajando”, dijo. La presidenta de la cámara regional afirmó que ahora mismo “no se entiende el desarrollo de África sin el liderazgo compartido de las mujeres africanas”, por lo que consideró que reducir la brecha de género en el continente permitirá “propiciar un notable avance en la productividad económica”. “Solo en 2014 el África subsahariana perdió unos noventa y cinco mil millones de dólares, un 6% de su PIB, debido a la incidencia de la desigualdad de género en el mundo laboral”. “La igualdad beneficia tanto a hombres como a mujeres”, explicó. El caso de Colombia Carolina Darias se refirió también a la experiencia de tantas mujeres en el desarrollo del proceso de paz en Colombia, concluido recientemente, en el que decidieron estar presentes desde el tejido social. “Si bien las mujeres no han estado en primera línea de esas mesas de negociación, ellas han sido las protagonistas morales de la paz”, señaló Darias. “Tenemos la responsabilidad y la voluntad de poner voz a tantas mujeres silenciadas y hasta incluso de derribar, como ya he dicho en otras ocasiones, aquel proverbio africano que dice que es más fácil para una hormiga transportar una montaña que mover a los que mandan; no si las que asumimos responsabilidades de gobierno somos las mujeres”, aseveró la presidenta. La presidenta llamó, en esta línea, a dedicar mas atención a la intervención previa al conflicto y a establecer “los procedimientos y mecanismos que aseguren la participación efectiva de las mujeres en los procesos de paz, misiones de pacificación y mediación en los conflictos”. Esta conferencia internacional, copresidida por la ministra delegada del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación de Marruecos, Mbarka Bouaida, y la ministra sueca de Asuntos Exteriores, Margot Wallström, contó con la presencia de expertos internacionales, diplomáticos, funcionarios de la ONU, parlamentarios y agentes sociales que debatieron e intercambiaron experiencias sobre el papel de la mujer en los procesos de mediación y prevención de conflictos, su función en la lucha contra la radicalización o la eliminación de la violencia sexual en zonas de guerra, entre otros asuntos. A la conferencia también asistieron, entre otras personas, la presidenta de la Fundación Mujeres Por África, María Teresa Fernández de la Vega; la embajadora del Reino Unido en Marruecos, Karen Betts; la comisaria de Asuntos Sociales y de Género de la CEDEAO, Fatimata Dia Sow; Nahla Valji, representante de la Sección de Paz y Seguridad de ONU Mujeres, y el director general de Naciones Unidas y Derechos Humanos del Gobierno de España, Francisco Javier Sanabria Valderrama.