El presidente del Gobierno de Canarias visita Luisiana y Texas en Estados Unidos

Entre 1777 y 1783 se embarcaron más de 4.000 canarios hacia Luisiana

Los lazos que unen al archipiélago con San Antonio de Texas se remontan a 1731


CEEM. Caracas, 15-6-2018

Fernando Clavijo acompaña a los Reyes de España en el recorrido por las ciudades de Nueva Orleans (Luisiana) y San Antonio (Texas)  fundadas en el siglo XVIII por españoles, de los que un número importante procedían de las islas Canarias.  

Clavijo participó en la recepción a los Reyes en Nueva Orleans, visitará de San Bernardo, fundada por canarios y se reunirá con la colonia de descendientes isleños en San Antonio de Texas, que conmemora los trescientos años de su fundación.

Tras la recepción ofrecida por la ciudad de Nueva Orleans, el presidente del Gobierno canario acompañó a sus Majestades los Reyes que asistieron en el Cabildo de la misma ciudad de Nueva Orleans a la exposición ‘Recuerdos recuperados: España, Nueva Orleans y el apoyo a la revolución estadounidense’, en la que se muestran cientos de artefactos históricos, documentos y obras de arte que exploran la influencia de España en el desarrollo de Luisiana, su apoyo a la Revolución Americana y el legado duradero de España y de Canarias en la cultura estadounidense.

Después del recorrido por la exposición, el presidente del Gobierno de Canarias se desplazó a San Bernardo, situada a media hora de Nueva Orleans. En esta ciudad, fundada por canarios y devastada por el Katrina en 2005, Fernando Clavijo se reunió con las entidades canarias de San Bernardo y Luisiana.

Mañana sábado 16 de junio, el presidente del Gobierno de Canarias que viajó acompañado por el viceconsejero de Acción Exterior, Luis Padilla, se desplazará, junto a los Reyes de España, a San Antonio de Texas, que cumple el 300 aniversario de su fundación. En esta ciudad, el presidente se reunirá con la Asociación de Descendientes de las Islas Canarias.

Los lazos que unen al archipiélago con San Antonio de Texas se remontan a 1731, año en que fue fundada por familias canarias y, por ese motivo, hoy en día está hermanada con Santa Cruz de Tenerife y Las Palmas de Gran Canaria.


El Gobierno de Canarias publica una reseña de la historia del estado de Luisiana 

Luisiana
Fue ocupada por los españoles desde 1763, tras su cesión por Francia. En 1803 vuelve a manos francesas y Napoleón la vende sobre la marcha a los americanos por 15 millones de dólares. Entre 1777 y 1783 se embarcaron más de 4.000 canarios hacia Luisiana, de los cuales unos 2.100 llegaron a Luisiana y se instalaron en torno a cuatro poblaciones, aunque solo se consolidaron dos: San Bernardo y Valenzuela.

Conocidos como los isleños, los habitantes de esos dos asentamientos canarios en el Estado de Luisiana, al que pertenece también Nueva Orleans, son los descendientes de los canarios que fueron trasladados a esa región por Carlos III. Aquellos canarios acudieron en solitario a la llamada de la Corona española, llevándose consigo mujeres, hijos y los pocos enseres particulares que poseían. Fue una época de intensa emigración en el Archipiélago, y se calcula que los canarios que llegaron en las sucesivas expediciones a Luisiana procedían de las islas de Tenerife (un 45%), Gran Canaria (40%), Lanzarote, La Palma y La Gomera (el restante 15%).

Es en San Bernardo donde la herencia cultural se ha preservado hasta nuestros días, en torno a Terre aux Boeufs. De hecho, entre la élite de Luisiana siempre ha habido descendientes de isleños. En los 80 un Núñez llegó a ser presidente del Senado del Estado. Hoy día, cerca de 50.000 personas de ascendencia canaria viven en el estado de Luisiana.

Los isleños de la parroquia de San Bernardo constituyen una comunidad hispanohablante aislada, cuyos orígenes provienen de una iniciativa de finales del siglo XVIII destinada a la colonización de Luisiana con pobladores de Canarias.

Hace 240 años, tras una larga y penosísima travesía llegaron y se encontraron con una tierra muy adversa, distinta a la que estaban acostumbrados a cultivar: la región pantanosa de la desembocadura del Mississippi, cerca de Nueva Orleans, donde se instalaron fundando la parroquia de San Bernardo y dedicándose a la pesca de camarones y jaibas, a la caza de caimanes, etcétera.

Hoy, más de doscientos años después, los apellidos predominantes de aquellas comunidades siguen siendo Pérez, Fernández, López, Díaz, García, Alfonso, Campo, Acosta, Acevedo, etc. Todavía hay entre ellos unos pocos hombres y mujeres que se siguen expresando en español y que siguen recordando los romances y coplas que sus antepasados llevaron de las Islas.

La tragedia del Katrina, el terrible huracán que devastó Nueva Orleans en 2005, arrasó propiedades y casas de las parroquias en las que los isleños estaban asentados e incluso destruyó el museo que con tanto orgullo habían levantado en San Bernardo.

Foto: Gobierno de Canarias.