El sector apícola de las Islas ha aumentado la producción de miel en un 27% en los últimos tres años

Los datos oficiales reflejan que desde 2014 se ha producido un aumento en el número de colmenas del 13,8%, pasando de 32.999 a 37.555


CEEM. Caracas, 25-4-2018

El sector apícola de Canarias ha aumentado la producción de miel un 27% en los últimos tres años, pasando de 394.809 kilogramos en 2015 a los aproximadamente 520.000 kilos con los que se espera cerrar la cuantificación de 2017. Este es uno de los datos aportados por el consejero de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas del Gobierno de Canarias, Narvay Quintero, en una comparecencia sobre la situación del sector en el pleno del Parlamento de Canarias celebrado esta mañana.

La información de la Consejería de Agricultura reseña que los datos oficiales reflejan que desde 2014 se ha producido también un aumento en el número de colmenas del 13,8%, pasando de 32.999 a 37.555,  lo que ha contribuido al incremento de la producción. Quintero ha manifestado la importancia de esta especie para el mantenimiento de la biodiversidad “en todo el Planeta”. Destacó la “apuesta decidida de los productores por la calidad que, por ejemplo, ha llevado a la obtención de sellos de calidad como el de la denominación de origen Protegida Miel de Tenerife”.

Para Quintero el proceso de crecimiento responde a una “progresiva profesionalización” y una labor de promoción que “ha elevado la aceptación por parte de los consumidores que apuesta más por esa calidad que representan las mieles de Canarias”.

La nota recoge declaraciones de consejero relativas al trabajo conjunto del propio sector y las administraciones en las que abogó por el mantenimiento y protección de la abeja negra canaria, como raza autóctona. Recordó que en 2014 se emitió la orden por la que se extendían a Gran Canaria las medidas especiales de protección, conservación, recuperación y selección. La línea de trabajo que se inició en La Palma, Lanzarote y Fuerteventura en las  que se prohibió la explotación y tenencia de abejas que no fueran negra canaria, por razones de protección de la biodiversidad para facilitar el proceso de selección y actuación frente a infecciones. “Los buenos resultados obtenidos en estas tres Islas y los estudios genéticos llevados a cabo en Gran Canaria han llevado a los apicultores y al Cabildo de aquella Isla a solicitar, como así se está haciendo, medidas similares allí”, afirmó.

Foto: Gobierno de Canarias