España concede Medalla de Honor de la Emigración al HCV de Caracas

17/02/2014 El director general de Migraciones, Aurelio Miras Portugal, entregó este lunes la Medalla de Honor de la Emigración, otorgada por Ministerio de Empleo y Seguridad Social, al Hogar Canario Venezolano de Caracas (HCV) por sus méritos en favor de los españoles en Venezuela.

 
Cándido Padrón, Antonio Pérez Hernández y Torra, Javier Medina, Aurelio Miras Portuga,, juan Santana y Paulino gonzález con el diploma que certifica de la Medalla de honor.

Viceconsejero Emigración, Cándido Padrón; embajador Antonio Pérez Hernández y Torra; presidente HCV, Javier Medina; director General, Aurelio Miras Portugal; consejero Empleo, Juan Santana y cónsul General, Paulino González con el diploma que certifica de la Medalla de Honor.

El HCV recibió la distinción, en su categoría Oro, por el espíritu abierto e integrador de sus afiliados, así como por su apoyo a los emigrantes y el interés demostrado por mantener las raíces canarias y españolas.

El presidente de la institución, Javier Medina Padrón, encargado de tomar la condecoración y el diploma certificador, expresó el orgullo que sienten de sus raíces y agregó que los canario venezolanos “somos los mejores representantes de Canarias y de España en Venezuela”. Asimismo, señaló que “Vamos a seguir manteniendo la identidad, el sueño que tuvieron nuestros fundadores cuando decidieron crear el HCV”. Por otra parte, agradeció el reconocimiento a los representantes del Gobierno de España y concluyó “No nos olvidaremos de dónde venimos”. Durante el acto, el consejero de Empleo y Seguridad social, Juan Santana le propuso a Javier Medina la puesta en marcha de un Centro de Día para personas de la tercera edad con el objeto de mejorar la calidad de vida de los españoles mayores. Santana presentó al director general de Migraciones, Aurelio Miras Portugal, quien se dirigió al público, especialmente a los isleños, de los que dijo que Venezuela está sembrada de su trabajo y esfuerzo y también de sus hijos nacidos en el país desde hace cuatro o cinco generaciones, quienes a pesar del tiempo transcurrido conocen su origen y agregó “no todos los pueblos tienen ese don”. Como ejemplo se refirió a los niños de la Coral del club que ofrecieron un recital, después de que la entidad recibió el galardón. En la ceremonia, que fue conducida por el director del programa Canarios en el Mundo, Antonio Álamo, fueron condecorados con la Medalla de Honor de la Emigración, en la categoría Plata, tres distinguidos españoles por su solidaridad, generosidad, esfuerzo y trabajo en pro de los emigrantes españoles de Venezuela: sor Concepción Francés Castillo, Enrique Plasencia Herrera y Antonio Jiménez Rodríguez.

Los condecorados con las autoridades españolas

Los condecorados con las autoridades españolas

Sor Concepción Francés Castillo, religiosa navarra (1925). Hace 38 años que llegó a Venezuela para cumplir misiones en favor de los españoles, especialmente mayores y necesitados. Enrique Plasencia (1933). Nació en San Sebastián de La Gomera desde donde emigró con tan solo 14 años, primero a Tenerife y después a Venezuela en donde a través de varias asociaciones y otros entes ha realizado una encomiable labor sociocultural, especialmente con las personas más vulnerables. Antonio Jiménez Rodríguez (1942), natural de Tijarafe en la isla canaria de La Palma. Este emigrante vive en Venezuela desde los años 70 durante los cuales se ha involucrado con diferentes entidades todas ellas dedicadas a la atención de emigrantes con necesidades económicas o de ayuda asistencial. Asistieron los directivos de la institución, el embajador, Antonio Pérez-Hernández y Torra; el cónsul General de España en Caracas, Paulino González-Hernández Corugedo; viceconsejero de Emigración del Gobierno de Canarias, Cándido Padrón Padrón, miembros de la misión diplomática de la Embajada de España en Venezuela; expresidentes del HCV y representantes de entidades canarias en el exterior. Concluyó el acto con la intervención de la Agrupación Folclórica del HCV en el Patio Colonial.