Fallece en Caracas Daniel Pérez, entrenador hípico nacido en Canarias

Este martes 25 de noviembre falleció en la ciudad de Caracas Daniel Pérez, famoso preparador de caballos purasangre de carreras, conocido como El Caimán. Daniel Pérez, hijo de Daniel Pérez y Valeriana María García, había nacido en la isla canaria de Tenerife el 26 de marzo de 1954. Llegó a Venezuela cuando apenas contaba con 3 años de edad. Su infancia transcurrió en la popular parroquia San Juan de Caracas, lugar de acogida de muchos de sus paisanos, cercana al famoso mercado de Quinta Crespo, fuente de trabajo de numerosos isleños que llegaron a la capital del país. Pérez incursionó en la hípica en el año de 1972 como aprendiz de caballería en la cuadra de Millard Ziadie. El primer caballo que entrenó fue Positivo, montado por el jinete Pablo Herrera, con el que consiguió el sexto puesto. En el año 1976 obtuvo la matrícula de entrenador con lo que pasó a formar parte de la Promoción Aquiles Fernández Su primer triunfo fue con la yegua Hamden, propiedad de Josefina Dáger montada por Rafael Rodríguez Morales, conocido como el Llanerito. En el año de 1979 obtiene el título de “novato del año” al figurar en la quinta posición en la estadística, con una ganancia en premios sobre los seis millones de bolívares. En 1981, ganó 89 carreras y fue campeón por dinero. En el año 1988, logró cosechar 151 éxitos, la mejor temporada de su carrera. Entre los famosos puras sangres que preparó a lo largo de su carrera, destacaron Winton, Benemérito, Iraquí, Gallardete, Volantín, Ristre, Boling, Sibarita y muchos otros. que le permitieron visitar el recinto de ganadores en más de 2.000 oportunidades, cifra que logra el 13 de noviembre de 2004 y la que únicamente habían alcanzado los grandes preparadores Antonio Sano, MIlard Ziadie, Julio Áyala, Antonio Bellardi, Vittorio Catanese, Juan Vicente Tovar y Juan Carlos Ävila. Con el caballo Iraquí ganó la triple corona nacional y con Benemérito el clásico del Caribe disputado en México. Alcanzó tres Casquillos de Oro en La Rinconada, el Clásico Presidente de la República y el clásico el Simón Bolívar. Daniel Pérez pertenecía a una familia de emigrantes canarios que llegó a Venezuela en la década de los cincuenta del siglo XX en donde se convirtió en un brillante entrenador de caballos purasangre. Murió a los de 60 años de edad de un paro cardorrespiratorio cuando se disponía a asistir a La Rinconada para realizar actividades relacionadas con su profesión.

Fuente: Anécdotas Hípicas Venezolanas Imagen: Google