Juramento y Proclamación de S.M. el Rey don Felipe VI

Acto que se celebró hoy, jueves, día 19 de junio, ante las Cortes Generales, en una sesión solemne en el Hemiciclo del Congreso de los Diputados, a la que asistieron las principales autoridades del Estado. Previamente se realizó la imposición del Fajín de Capitán General, por parte del Rey Don Juan Carlos al Rey Don Felipe VI en la Sala de Audiencias del Palacio de la Zarzuela. SS.MM. los Reyes don Felipe de Borbón y doña Letizia se dirigieron a la Carrera de San Jerónimo en donde fueron recibidos por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. Los Reyes accedieron al Hemiciclo, junto a sus Altezas Reales la Princesa de Asturias y la Infanta doña Sofía. En el Salón de Sesiones ante los diputados y senadores, se llevó a cabo el acto de proclamación, que comenzó con unas palabras del presidente del Congreso y el juramento de la Constitución por parte de S.M. el Rey.

Sus majestades los Reyes, junto a la Princesa de Asturias y la Infanta Doña Sofía, 2

Sus majestades los Reyes, junto a la Princesa de Asturias y la Infanta Doña Sofía

Tras la proclamación del Rey con el nombre de Felipe VI, el Regimiento de Infantería Inmemorial del Rey nº1 interpretó el himno nacional. Felipe VI, que llevaba el uniforme de Gran Etiqueta del Ejército de Tierra, pronunció un discurso, ante las Cortes Generales, con los principios básicos de su reinado. Al finalizar, SS.MM. se dirigieron al Salón de Pasos Perdidos para saludar a los portavoces del Congreso y el Senado, así como a los presidentes de las comunidades autónomas y los ex presidentes del Gobierno. Posteriormente, los Reyes en la Puerta de los Leones, junto a Su Alteza Real la Princesa de Asturias, doña Leonor, y Su Alteza Real la Infanta doña Sofía, presidieron el desfile de las compañías de honores de los tres Ejércitos. Una vez terminado el desfile militar, iniciaron el recorrido en automóvil hasta el Palacio de Oriente en donde salieron al balcón central del Palacio, junto a sus hijas y los Reyes Don Juan Carlos y Doña Sofía, para saludar a los ciudadanos presentes en la plaza y a continuación ofrecer la recepción en los salones del Palacio Real para una nutrida representación de la sociedad civil española.

Síntesis del mensaje de Su Majestad el Rey en su Proclamación ante las Cortes Generales

En sesión conjunta de las Cámaras de Senadores y Diputados, el Rey Felipe VI se dirigió a los parlamentarios y al pueblo español para dar a conocer los principios básicos de su reinado. “Comparezco hoy ante Las Cortes Generales para pronunciar el juramento previsto en nuestra Constitución y ser proclamado Rey de España”. De España dijo que es “Una nación forjada a lo largo de siglos de Historia por el trabajo compartido de millones de personas de todos los lugares de nuestro territorio y sin cuya participación no puede entenderse el curso de la Humanidad”. “Una gran nación, Señorías, en la que creo, a la que quiero y a la que admiro; y a cuyo destino me he sentido unido toda mi vida, como Príncipe Heredero y -hoy ya- como Rey de España”.

El Rey durante su mensaje de Proclamación ante las Cortes Generales

El Rey durante su mensaje de Proclamación ante las Cortes Generales

Hizo mención especial de Los Reyes: “Homenaje de gratitud y respeto hacia mi padre” de cuyo mandato señaló “un reinado excepcional pasa hoy a formar parte de nuestra historia con un legado político extraordinario”. Agradeció a su madre,”la Reina Sofía, toda una vida de trabajo impecable al servicio de los españoles”. “Juntos, los Reyes Juan Carlos y Sofía, desde hace más de 50 años, se han entregado a España”. De su disposición para las funciones que le corresponden enfatizó “No tengan dudas, Señorías, de que sabré hacer honor al juramento que acabo de pronunciar; y de que, en el desempeño de mis responsabilidades, encontrarán en mí a un Jefe del Estado leal y dispuesto a escuchar, a comprender, a advertir y a aconsejar; y también a defender siempre los intereses generales”. “La Monarquía Parlamentaria puede y debe seguir prestando un servicio fundamental a España. La independencia de la Corona, su neutralidad política y su vocación integradora ante las diferentes opciones ideológicas, le permiten contribuir a la estabilidad”. “La Corona que, desde hoy, encarno: una Monarquía renovada para un tiempo nuevo”. En su discurso no se olvidó de las víctimas del terrorismo “Hoy es un día en el que, si tuviéramos que mirar hacia el pasado, me gustaría que lo hiciéramos sin nostalgia, pero con un gran respeto hacia nuestra historia”. “En esa mirada deben estar siempre presentes, con un inmenso respeto también, todos aquellos que, víctimas de la violencia terrorista, perdieron su vida o sufrieron por defender nuestra libertad”

Habló también de la crisis por la que atraviesa España “Quiero también transmitir mi cercanía y solidaridad a todos aquellos ciudadanos a los que el rigor de la crisis económica ha golpeado duramente hasta verse heridos en su dignidad como personas”. Expresó su confianza en el futuro “hoy es un día en el que me gustaría que miráramos hacia adelante, hacia el futuro; hacia la España renovada que debemos seguir construyendo todos juntos al comenzar este nuevo reinado”. Sobre el conjunto de la nación señaló “Aspiramos a una España en la que se puedan alcanzar acuerdos entre las fuerzas políticas sobre las materias y en los momentos en que así lo aconseje el interés general“. “En ese marco de esperanza quiero reafirmar, como Rey, mi fe en la unidad de España, de la que la Corona es símbolo”. “En esa España, unida y diversa, basada en la igualdad de los españoles”. “Nuestra Historia nos enseña que los grandes avances de España se han producido cuando hemos evolucionado y nos hemos adaptado a la realidad de cada tiempo”. Cuando se refirió a las relaciones de España con otros países destacó los países de Iberoamérica “Con los países iberoamericanos nos unen la historia y lazos muy intensos de afecto y hermandad…” “nos une nuestra lengua y nuestra cultura compartidas. Un activo de un inmenso valor que debemos potenciar con determinación y generosidad”. Finalizó: “Señorías, tenemos un gran País; Somos una gran Nación, creamos y confiemos en ella. Yo me siento orgulloso de los españoles y nada me honraría más que, con mi trabajo y esfuerzo de cada día, los españoles pudieran sentirse orgullosos de su nuevo Rey.