Las fiestas del solsticio de verano en los Pirineos, Patrimonio Cultural Inmaterial de la Unesco

CEEM. 3-12-2015 El Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación de España informó que la decisión ocurrió durante la 10ª Sesión del Comité Intergubernamental de Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial, que se celebra del 30 de noviembre al 4 de diciembre en Windhoek (Namibia). Se ha tratado de una candidatura trasnacional encabezada por Andorra, en la que también han participado Francia y España, con las Comunidades Autónomas de Aragón y Cataluña. Las fiestas del fuego del solsticio de verano en los Pirineos se celebran cada año cuando, al llegar la noche, los habitantes de diferentes pueblos del Pirineo andorrano, español y francés descienden desde las montañas portando antorchas y encienden piras de construcción tradicional. Para los jóvenes este descenso es un ritual relacionado con la transición de la adolescencia a la edad adulta y durante la fiesta se organizan danzas folclóricas y comidas comunales. La candidatura ha sido valorada como ejemplar por la UNESCO debido, en gran medida, a la amplia participación durante todo el proceso de elaboración del expediente de las diferentes comunidades, grupos e individuos portadores de esta manifestación. La Convención para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial de la UNESCO fue aprobada en 2003 con el objetivo de salvaguardar este patrimonio y de sensibilizar sobre su importancia. España ratificó la Convención en 2006 y es el cuarto país del mundo con más manifestaciones incluidas en su Lista Representativa y en el Registro de Buenas Prácticas de Salvaguarda del Patrimonio Cultural Inmaterial.