Nacen en Canarias los primeros ejemplares de mero en cautividad

Se abre una nueva vía para la recuperación y repoblación de las poblaciones naturales de esta amenazada especie

El Instituto Español de Oceanografía dio a conocer que han obtenido recientemente, de forma natural, los primeros ejemplares de mero (Epinephelus marginatus) nacidos en cautividad en Canarias gracias a las investigaciones en la línea de diversificación de especies marinas desarrolladas en la Planta Experimental de Cultivos Marinos del Centro Oceanográfico de Canarias del IEO

Fuentes del IEO señalaron que las investigaciones demuestran que el mero, especie incluida en la lista de amenazadas, se puede obtener en cautividad. De esta manera se abre una vía para la recuperación y repoblación de las poblaciones naturales y a la vez que se contribuye con el refuerzo de las medidas de protección y conservación actualmente adoptadas para esta especie.

Las experiencias desarrolladas en la Planta Experimental de Cultivos Marinos del Centro Oceanográfico de Ccanarias se iniciaron con la captura de ejemplares salvajes para la formación de un stock de reproductores. Los ejemplares, después de adaptarse a las condiciones de cautividad, se han reproducido exitosamente de forma natural. Actualmente tienen juveniles de mero de 55 días de edad con 1 g y más de 4 cm de peso y talla, respectivamente. Existe a nivel empresarial una gran expectación en el desarrollo del cultivo de esta especie en cautividad por ser de gran interés gastronómico que alcanza un alto valor en el mercado y escasea en el medio natural. El desarrollo de su cultivo cuenta además con el valor añadido que supone el apoyo a los planes de repoblación de las poblaciones naturales.

La Planta Experimental de Cultivos Marinos del Centro Oceanográfico de Canarias, cuenta con instalaciones y laboratorios equipados para desarrollar la tecnología de los cultivos en las diferentes fases del ciclo biológico tanto de peces como de moluscos cefalópodos, estudiando aspectos tan relevantes como la nutrición y sus implicaciones en la reproducción, crecimiento y salud, así como la adecuada gestión de los individuos cultivados a través de la genética.

Imagen: IEO