Valencianos en Venezuela celebran la fiesta de la Virgen de los Desamparados

CEEM. Josefina Benítez. Caracas, 11-5-2015

Caracas le rindió veneración a la virgen de los Desamparados, “la Mare de Deu dels Desamparats”, patrona de la Comunidad de Valencia en España

El segundo domingo de mayo a las 10 de la mañana, en la Basílica de San Pedro Apóstol de la urbanización los Chaguaramos, los representantes de la asociación de Valencia en Venezuela (Asoval), responsables de los actos en honor a su patrona, se encargaron de la presentación de ofrendas a la Virgen. A continuación el párroco, Miguel Acevedo, se dirigió al altar para la celebración eucarística, cantada por el coro de la parroquia. En su homilía, el padre Acevedo explicó a los feligreses cómo se inició la veneración  a esta advocación de la Virgen María en Valencia, al este de España. También señaló que la llaman cariñosamente “la Geperudeta" (jorobadita) porque su cabeza ligeramente doblada “quiere representarla inclinada escuchando el clamor de los que sufren”. El sacerdote felicitó a la comunidad residente en Venezuela por traer y mantener una tradición que iniciaron hace décadas en Caracas y animó a los jóvenes de esta colonia a conservar el acervo de fe que han recibido de sus progenitores.

Tras la ceremonia religiosa, el presidente de la asociación, Felipe Sáez Sanfélix, la vicepresidenta Mercedes Hernández, y otros directivos acompañados de amigos, así como de jóvenes y niñas ataviadas con traje típico, cantaron el himno de la Comunidad Valenciana.

La réplica, talla en madera para vestir del escultor valenciano Ramón Granell Pascual, llegó al país en 1959 por encargo de José Noguera y se encuentra en la Basílica de San Pedro Apóstol desde los años 70 del siglo XX, cuando monseñor Francisco Javier Monterrey, que era párroco del templo para esa época, accedió a su entronización. Desde esa fecha, periódicamente sus devotos asisten al lugar a manifestar su fe.

DSCN6529

Virgen de los Desamparados de la Basílica San Pedro Apóstol

Origen de la devoción

La Virgen de los Inocentes, Mártires y Desamparados o Virgen de los Desamparados; Mare de Déu dels Desamparats o Geperudeta, en valenciano, es la patrona de la Comunidad Valenciana y de la ciudad de Valencia. Su festividad se celebra el segundo domingo de mayo. Cuenta la tradición que en el año de 1407 un religioso llamado Jofré se dirigía a la catedral cuando presenció que estaban maltratando a un demente en una calle de Valencia. Su preocupación fue tal que decidió fundar una casa para enfermos mentales y para desvalidos con el nombre de Nuestra Señora de los Locos, Inocentes y Desamparados. La hermandad que atendía la casa de acogida adoptó como patrona a la Virgen con la advocación de los Desamparados. El año 1414 llegaron unos jóvenes peregrinos a la residencia y le propusieron a los cofrades encargados del recinto, hacerles una imagen de la Virgen a cambio de que les proporcionaran cobijo y alimento. Después de varios días sin ver ni oír a los jóvenes, se dirigieron al lugar en el que les habían dicho que harían la imagen. Cuando entraron no vieron a los peregrinos pero sí se encontraba la escultura de la Virgen María. El pueblo interpretó que los peregrinos eran los ángeles que habían hecho la escultura. El 21 de abril de 1885, el papa León XIII concedió la Bula pontificia que nombraba a la Virgen de los Desamparados, patrona de Valencia.