29 noviembre, 2022

La Sociedad Centro Icodense rinde homenaje póstumo a Antonio Expósito León por su liderazgo y buen hacer como presidente

CEEM. 26 de noviembre de 2021
Antonio Álamo Lima

Antonio Expósito León, hombre emprendedor, íntegro, generoso y humano recibió el Premio Centro Icodense, un homenaje póstumo con el que la Sociedad reconoce los grandes éxitos y gestión positiva en el ejercicio de sus funciones en los cargos de tesorero y presidente.

El 19 de noviembre las puertas de la Sociedad Centro Icodense (SCI) se abrieron para acoger la solemne ceremonia de entrega del Premio a sus familiares en las manos de su esposa Maritza Yanes Cámara y de sus hijos Silvia y Javier Expósito Yanes.

Abrió el acto Gerónimo de Francisco, director de la SCI, para reconocer el evidente cambio experimentado en la entidad gracias al buen hacer del homenajeado tras su incorporación a la Junta Directiva cuando regresó definitivamente a su ciudad natal procedente de Venezuela.

De Francisco puso de relieve el liderazgo que poseía Expósito al enumerar varios de los logros alcanzados en su gestión como fue la afiliación de nuevos socios, la variedad de actividades socioculturales y deportivas desarrolladas, la ampliación de las instalaciones y el establecimiento de relaciones con otras entidades, lo que significó un nuevo impulso de la Sociedad.

Para el actual presidente de la SCI, Juan Argilio Morales, Antonio tuvo el mérito de conseguir que la Sociedad continuara, a pesar de las adversidades. “Si no fuera por él, quizá esta noche no estaríamos aquí porque estas instituciones, cuando van cayendo en desuso, es necesario darles una vuelta”. A continuación, recitó en su honor un poema de Emeterio Gutiérrez Albelo, gran poeta de la Tierra del Drago.

El alcalde del municipio, Francisco González, manifestó el afecto que sentía por el homenajeado de quien destacó su aporte permanente a la ciudad y el compromiso que poseía con el Centro Icodense.

“Nos queda su obra, su ejemplo social está con nosotros como hombre fundamental en estos momentos tan complicados y difíciles. Hemos tenido la suerte de contar con una persona con vocación de servicio como Antonio quien ha sabido coger las riendas para liderar con empeño el objetivo de mantener abiertas las puertas de la SCI”, afirmó.

En la emotiva sesión, Josefina Benítez Quintero, colaboradora en varias instituciones canarias de Venezuela, tomó la palabra para recorrer aspectos de las exitosas actividades, tanto profesionales como sociales y familiares, que Antonio Expósito realizó durante su estancia en tierras americanas. Resaltó especialmente los profundos valores humanos, el amor por su familia, por su tierra y sus costumbres, sin olvidar la dedicación que prestó a la atención de los más desfavorecidos.

Comentó cómo su temple y determinación lo llevaron a ocupar cargos importantes en la emigración española cuando ejerció la presidencia del Consejo de Residentes Españoles (CRE) y particularmente en la canaria  en donde realizó una invaluable labor como presidente de la Federación de Centros Canarios en Venezuela (Fedecanrias), así como el constante aporte al Hogar Canario Venezolano durante los años que residió en Caracas.

Correspondió a la secretaria de la Junta Directiva del Centro, María Candelaria Martínez de la Peña, leer al acta de aprobación del premio concedido para dar paso a la intervención de la poeta y actriz Elvira Tricás Martínez de la Peña quien declamó un poema de Emeterio Gutiérrez Albelo.

Silvia Expósito Yanes, con manifiesta emoción, tomó el micrófono para agradecer, en nombre de su familia, a la Junta Directiva del casino por el otorgamiento a su padre del Premio Centro Icodense y también porque «entre todos recogieron el testigo desde el momento en que  continuaron trabajando y luchando por la institución cuando mi padre ya no tenía fuerzas para hacerlo», expresó.

Igualmente, dio las gracias a sus compañeros de corporación, así como a todos los que intervinieron en el acto por los buenos recuerdos que expresaron de su padre del que resaltaron sus valores como hombre cabal, amante de su familia, incondicional amigo y ferviente trabajador por la comunidad.

Se encontraban presentes Mariza Yanes Cámara, esposa y colaboradora en todo momento de Antonio Expósito; sus hijos Silvia, arquitecto y concejal de Urbanismo, Medio Ambiente y Patrimonio Histórico del Ayuntamiento de Icod de los Vinos; Javier, arquitecto residenciado actualmente en Barcelona, quien se desplazó hasta Tenerife para el homenaje a su padre y sus nietos David, Sara y Eva.

Igualmente, se encontraban en el acto homenaje el alcalde de la ciudad, Francisco González, concejales del consistorio; el presidente del Orfeón La Paz, Julián Brito Serrador y directores de otras entidades de la región.

Cerró el acto la sobrina del homenajeado Yanet León Expósito con una sentida interpretación al violín de piezas musicales, en honor y recuerdo de Antonio Expósito León.