Mis vivencias sobre el motovelero “Telemaco”

Rosendo Fragoso Lugo-Día 26-06-2014

Soy nativo de Agulo Gomera, provincia de Tenerife –Islas Canarias (España) les voy a narrar mis vivencias sobre esta historia dantesca que ha dado no sé cuantas veces la vuelta al mundo en varios idiomas. No fui pasajero del “Telemaco” pero sentí en carne propia aquel dolor de familias enteras de mi pueblo. Tenía yo en aquella época 10 años, un niño, allá por los años 50 pero que a pesar de todo me daba cuenta de lo que en el pueblo estaba pasando, mis padres y vecinos no hacían más que hablar del tema, la llegada del Motovelero “Telemaco” y su huida hacia Venezuela, porque la Emigración estaba cerrada entonces. A continuación se oían los rumores, se va fulanito y menganito y el hijo de Juan García etc., mi gran amigo José Manuel García., no tenía ni 20 años, creo que se van también mucha gente del pueblo cercano de Hermigua. Uno de los diasfarrafiando el día, nos despertamos con gritos en la calle la alarma cundió en el pueblo como la pólvora, la gente despavorida o aspavientada no hacia mas que decir a la vez que lloraban, esta tarde llega a la Playa de San Marcos, al norte de Agulo, el Motovelero “Telemaco” bien conocido en La Gomera, por sus continuos viajes desde Santa Cruz de Tenerife con mercancías para San Sebastián de La Gomera. Hasta yo mismo lo vi un día fondeado en la Bahía de La Villa. Ya el “Telemaco” venía con la intención de embarcar a todos los pasajeros que iban a marchar clandestinamente hacia Venezuela y sin papeles ni nada, pero con la mente clara de lo que querían era una mejor vida y un futuro mejor. Me acuerdo como si fuera hoy, serian como las 18.00 horas, al atardecer en Agulo, hora de estar jugando con los amigos, en La Plaza del Pueblo o echando Barcos de Talahague mi afición favorita, con mi amigo Domingo Herrera, en La Laguna actual Campo de Futbol de Agulo, la única persona que queda en el pueblo que se dedica a fabricar Barcos de Talahague a mano soy yo, es un arte manual que aprendí desde pequeño. Cuando vi a la gente del pueblo corriendo para el lugar conocido como El Calvario, un sector en promontorio del Barrio de Las Casas, donde se podía divisar El Mar a lo lejos sin ningún problema. Todos los familiares de los Emigrantes estaban allí presentes con los ojos llorosos Padres, Madres, Hermanos, Tíos, Abuelos e hijos, no hacían mas que llorar desesperadamente y decir ojalá que Dios y la Virgen de Las Mercedes vos ayuden, yo como niño estaba asombrado aquello me parecía como el viaje de Cristóbal Colon y por primera vez sentí lo importante de país que era Venezuela, que al siguiente día comprobé en El Mapa Mundis en la Escuela Pública y me enteré del salto tan grande que tenían que dar mis compatriotas para llegar a Suramérica, también nos enteramos que en Venezuela se descubrió Petróleo para la fabricación de la Gasolina y que por eso mismo era un país muy rico y necesitaba mucha mano de obra. Estaba casi oscureciendo el día cuando asomó el Motovelero “ Telemaco ” por la Punta de Agulo, poniendo rumbo al Norte de Tenerife, posiblemente a Punta de Teno, a donde se dirigía para recoger nuevos Emigrantes, aquello fue como una despedida de los entierros de antes, gritos, y más gritos y algún desmayo y no era para menos., adiós Juannnnnn, adiós Pepeeeeeee, adiós José Manuelllllllll etc., etc., escríbeme en cuanto llegues a Venezuela, yo niño todavía me acuerdo de las escenas desgarradoras de aquellas gentes. Para terminar estas vivencias mías, quien lo iba a decir que 6 años después de esta gran odisea vivida por mi yo también iba a englosar la lista de Emigrantes rumbo a Venezuela. En verdad yo emigré con mis papeles en regla y el respectivo visado pero como Agricultor. Yo viajé en el Trasatlántico llamado “LUCANIA” de la compañía Fratelli Grimaldi. Mi viaje no fue porque lo estaba pasando mal en mi Pueblo, tenía solo 16 años y fue debido a que no quise estudiar y como castigo mi padre q.e.p.d., me envió con unos tíos que vivían en Punto Fijo-Estado Falcón, Península de Paraguaná con el fin de que me hiciera un hombre y ahorrara dinero para volver para canarias como un autentico indiano.