Asturias concede ayudas a emigrantes retornados y descendientes de asturianos por importe de 15.200 euros

El Gobierno ha articulado soluciones para que jubilados y pensionistas procedentes de Venezuela que no perciben ingresos del país sudamericano puedan solicitar el salario social básico

De los nueve beneficiarios asturianos y descendientes, ocho proceden de Venezuela y uno de Chile


CEEM. Caracas, 15-3-2018

El Principado de Asturias ha autorizado en la reunión de Consejo celebrada este miércoles la concesión de nueve ayudas a emigrantes y familiares retornados por importe de 15.200 euros, las primeras aprobadas este año por razones de interés social y humanitario para apoyar a aquellas personas que regresan a Asturias y se encuentran en situación de precariedad económica, laboral y social.

Todos los beneficiarios de estos apoyos son de nacionalidad española y ocho de ellos regresan desde Venezuela -cuatro nacidos en la comunidad y otros cuatro descendientes de asturianos-. La novena persona, natural también del Principado, procede de Chile.

El aumento de emigrantes que deciden volver a Asturias, sobre todo desde países sumidos en importantes crisis, ha motivado el crecimiento de las subvenciones directas concedidas en los últimos años por el Principado, que ascienden a casi 250.000 euros en el periodo 2013-2017 y han beneficiado a 171 personas. El año pasado se dedicaron cerca de 100.000 euros a apoyar a 57 personas, de las que el 63% procedía de Venezuela, una tendencia que se prevé se mantenga este ejercicio.

Para atender de manera más eficaz sus necesidades, el Gobierno ha incorporado mejoras en la atención y asesoramiento a este colectivo. También ha articulado soluciones para que jubilados y pensionistas procedentes de Venezuela que no perciben ingresos de ese país puedan solicitar el salario social básico. Para todas estas medidas, el Principado ha contado con la colaboración de las asociaciones de Emigrantes Españoles y Retornados a Asturias (Aeera) y de Pensionistas y Jubilados de Venezuela (Asopeve).