jue. Oct 17th, 2019

La Fundación Cruz de los Ángeles, Premio José Lorca 2017 por sus 55 años de trabajo con menores en Asturias

 

El galardón, dotado con 6.000 euros, reconoce aquellas actuaciones que contribuyen a la prevención, promoción, atención, defensa y difusión de los derechos de la infancia


CEEM. Caracas, 6-11-2017    Redacción Principado Asturias

La Fundación Cruz de los Ángeles ha ganado el Premio José Lorca a la Promoción y Defensa de los Derechos de la Infancia en su undécima edición. El jurado, reunido esta tarde en Oviedo bajo la presidencia de la consejera de Servicios y Derechos Sociales, Pilar Varela, ha valorado “la trayectoria de 55 años de la entidad en el ámbito de la atención a la infancia, juventud y familias, su implantación y reconocimiento social en el Principado y su trabajo experimentado, que apuesta por la innovación y la colaboración institucional”.

El galardón, dotado con 6.000 euros y diploma acreditativo, reconoce aquellas actuaciones que contribuyen a la prevención, promoción, atención, defensa y difusión de los derechos de los menores, y se entrega coincidiendo con la conmemoración del Día de la Infancia. Al premio pueden optar trabajos de investigación o estudio, iniciativas formativas o divulgativas y de sensibilización social, así como actividades, programas o proyectos que contribuyen a la prevención, defensa y difusión de los derechos de los menores.

Otras Candidaturas
El jurado ha valorado y agradecido las candidaturas recibidas en esta convocatoria, a la que también han optado La Asociación Los Glayus, la Plataforma de Infancia, la Fundación por la Acción Social Mar de Niebla, el Programa de promoción del buen trato, prevención e intervención de la violencia contra la infancia y la adolescencia en el Principado de Asturias, de la Asociación Asturiana para la Atención y el Cuidado de la Infancia (ASACI), y el proyecto Escolinos de Babel, de ACCEM.

Trayectoria de la Fundación Cruz de los Ángeles
La entidad nació en Oviedo en 1962 como asociación destinada a dar respuesta a la necesidad de acogida de niños, jóvenes y adultos desamparados que carecían de recursos. Posteriormente, en 1965, la entidad, que toma su nombre del escudo de la capital asturiana, abrió las primeras casas para menores como alternativa a entornos familiares deteriorados, en graves dificultades o inexistentes.

Tras numerosos cambios acaecidos con el paso de los años, su principal transformación llegó a partir del año 2000 con su reconversión en fundación, momento en que se modernizó su gestión y acompasó su actividad con las nuevas necesidades sociales.

Actualmente, la entidad trabaja con menores en situación de desamparo o conflicto social desde una intervención especializada y centrada en la innovación para abordar todas las etapas de trabajo con las personas, desde la prevención a la integración social. Cuenta con centros distribuidos en diversos puntos de la geografía española, si bien es en Asturias donde tiene mayor implantación y reconocimiento social.

La Fundación Cruz de los Ángeles colabora con el Principado en el acogimiento residencial de niños y adolescentes de 0 a 18 años y desarrolla programas de apoyo e implantación comunitaria para infancia, juventud y familias. En concreto, gestiona dos centros de día de menores y una unidad de 0 a 3 años, y desarrolla programas como Sol a sol, de apoyo a menores y sus familias; Con mi familia, para jóvenes de entre 12 y 18 años, y otros de apoyo a necesidades educativas especiales y de soporte a la emancipación.

En 2016, un total de 187 menores participaron en los programas que desarrolla la fundación en Asturias.


Pie de foto: Raquel Amaya Martínez, profesora titular de la facultad de Formación del Profesorado y Educación de la Universidad de Oviedo; José Fernández Caldevilla, Fiscal de Menores de Asturias; Rafael Piñera, director de la Fundacion Hogar San José; Maria José Platero, presidenta de Unicef Asturias; Ana Farpón, directora del Instituto Asturiano para la Atención Integral a la Infancia; Rosario Gutiérrez; viuda del fiscal José Lorca y secretaria del jurado; Pilar Varela, consejera de Servicios y Derechos Sociales; Nerea Eguren, directora general de Planificación, Ordenación en Innovación Social; Benito Alaez, catedrático de Derecho Constitucional de la Universidad de Oviedo; Luis Manuel Flórez, presidente de Proyecto Hombre; José Antonio García Santaclara, fundador de la Fundación Siloé; Joaquín Gómez, jefe del servicio de Planificación e Innovación Social; Lina Menéndez, directora general de Servicios Sociales de Proximidad.

Foto: Armando Álvarez.