Rodríguez Miranda firma acuerdos con Hermandad Gallega de Valencia y de Caracas en favor de los gallegos mayores

El secretario xeral de Emigración promueve en Venezuela las líneas que desarrolla la Xunta de Galicia para el fomento del retorno
 REDACCIÓN, Valencia/Caracas. 3-3-2017            Richard Barreiro y Olmedo El secretario xeral de Emigración, Antonio Rodríguez Miranda, comenzó en Valencia (estado Carabobo) un nuevo viaje por Venezuela con el que renovar, de primera mano, su conocimiento de la realidad y actualidad de la situación que atraviesa el país, y especialmente la de las comunidades gallegas residentes en el país sudamericano. La noche del jueves 01 de marzo, Antonio Rodríguez Miranda visitó a los socios y las instalaciones de la Hermandad Gallega de Valencia (a unos 160 kilómetros al oeste de Caracas), que preside Manuel Fajín Recarey, institución con la que firmó un acuerdo de colaboración en materia social y asistencial, que, dotado con un total de 20.000 euros, tiene por objeto atender las necesidades básicas de los ciudadanos gallegos mayores residentes en la zona y que, por razones de edad, estado físico o situación de carencia, tengan problemas de autonomía personal.
El secretario xeral de Emigración se dirige a los presentes.

El secretario xeral de Emigración se dirige a los presentes.

Gracias a este acuerdo, la entidad gallega se compromete a promover el bienestar integral de los mayores y de sus familias, favoreciendo su integración, participación y relación con el medio social, desarrollando actividades de estimulación y prevención y ofertando, entre otros servicios, atención social individualizada a través de la figura de un trabajador social; atención alimenticia, a través de un comedor subvencionado, ajustándose a las necesidades dietéticas personales, en coordinación con el médico geriatra y el nutricionista; atención a la salud a través de un servicio médico situado en las instalaciones del centro; y atención integral mediante rehabilitación y estimulación física, cognitiva y relacional, charlas y conferencias sobre la salud en el mayor, servicio de dinámicas socioculturales, y jornadas médicas preventivas. La Hermandad se compromete además a dotar al centro de día del equipamiento y personal especializado necesario para su correcto funcionamiento, y a informar periódicamente a la Secretaría Xeral de Emigración sobre los resultados sociales de esta iniciativa. Durante los actos en la HG Valencia, estuvieron presentes el presidente de la entidad, Manuel Fajín Recarey y su equipo directivo; el secretario xeral de Emigración Antonio Rodríguez Miranda; el consejero de Empleo y Seguridad Social de la Embajada de España en Venezuela, José Santiago Camba Bouzas; el cónsul honorario de España acreditado en los estados Carabobo y Cojedes, Roberto Carlos Freire Esáa y el presidente de la Hermandad Gallega de Venezuela (HGV) de Caracas, Roberto González Pérez. Retorno y captación del talento exterior Asimismo, el responsable de Emigración de la Xunta también mantuvo un encuentro con los socios de la entidad y su directiva y presentó un adelanto de las ‘Bolsas Excelencia Mocidade Exterior’, una iniciativa pionera que en este año se pondrá en marcha, y que tiene por objeto facilitar que los gallegos y sus descendientes, residentes en el extranjero y con un buen expediente académico, puedan realizar estudios en alguna de las tres universidades gallegas, de manera que les dé acceso al mercado laboral gallego. Se trata de captar el talento gallego desperdigado por el mundo para que contribuya con su retorno a la innovación en conocimientos, y a la fijación de la población en la Galicia territorial. El máximo responsable autonómico en materia de Emigración también presentó las otras dos líneas de apoyo al retorno que desarrolla específicamente su departamento. Por una parte, las ayudas de carácter asistencial, que únicamente se otorgan una vez, y cuyo destino son los gastos y las contingencias sobrevenidas del propio retorno. Y, por otra, las Ayudas al Retorno Emprendedor, que pueden sumarse a otras subvenciones públicas y personales, y que hasta el momento han ayudado ya a medio centenar de iniciativas empresariales desarrolladas por retornados a implantarse en el territorio gallego. En ambos casos, el porcentaje de beneficiarios regresados desde Venezuela es la mayor de entre todos los países de la diáspora. Con este tipo de presentaciones directas ante la diáspora, el secretario xeral se involucra en la difusión y promoción de las tres líneas de ayuda a retorno puestas en marcha por su departamento, y que son compatibles con las que llevan a cabo otras administraciones y entidades. Debido a la especial situación que vive Venezuela el Gobierno gallego quiere facilitar al máximo el regreso a la tierra a todas aquellas personas que así lo deseen. Caracas El secretario xeral se desplazó el jueves hasta Caracas, donde visitó la Hermandad Gallega de Venezuela (HGV) ubicada en la caraqueña urbanización de Maripérez, presidida por Roberto González Pérez, Además de saludar a los socios y visitar las instalaciones, firmó dos acuerdos de colaboración con la entidad, y de nuevo avanzó el programa de ‘Bolsas Excelencia Mocidade Exterior’. También disertó sobre los otros programas de ayuda al retorno, e hizo entrega de su respectiva ‘compostela’ a los chicos residentes en Caracas que hicieron en 2016 el Camino de Santiago al amparo del programa ‘Conecta con Galicia’. También sostuvo una reunión de trabajo con diferentes asociaciones gallegas radicadas en la capital venezolana, donde los representantes de éstas expusieron a Antonio Rodríguez Miranda la situación que atraviesan los diferentes colectivos de gallegos de Caracas. La agenda del secretario xeral de Emigración de la Xunta de Galicia en Caracas, cierra el viernes 03 de marzo, con una visita a las instalaciones del Colegio Castelao (que funciona dentro de la HGV), la firma de un nuevo acuerdo de colaboración con la Fundación España Salud (FES) para la asistencia a gallegos en situación de dependencia, y una visita al Hogar San José, que atiende a un destacado número de gallegos en la capital venezolana. Con la presencia reiterada del secretario xeral de Emigración y otros altos cargos, y la permanente y creciente atención a las colectividades gallegas que residen en Venezuela, la Xunta de Galicia quiere transmitir a los paisanos residentes en el país sudamericano su preocupación compartida por la complicada situación que atraviesa el país. Atención constante El Gobierno gallego sigue con especial atención los acontecimientos en Venezuela, y está en permanente contacto con las comunidades gallegas asentadas en el país. La colaboración y trabajo de estas es fundamental para que la ayuda que presta la Xunta pueda llegar a sus destinatarios. Esta ayuda se desarrolla en dos ejes fundamentales. Por una parte, en las aportaciones directas a través de ayudas individuales, que han beneficiado a 200 familias sólo en 2016; y, por otra, a través de programas específicos para la juventud y mayores, acuerdos en materia social y asistencial con entidades que actúan allí, y acogida en instituciones de cuidado a gallegos: se atiende directamente a unos 1.000 gallegos en colaboración con las diferentes instituciones. El presupuesto destinado en 2016 para Venezuela a estas líneas ascendió a más de 600.000 euros. Además, dentro del programa de ayudas asistenciales al retorno (que únicamente se reciben una vez, y por causas de extrema precariedad), y también de Ayudas al Retorno Emprendedor, el porcentaje de beneficiarios que residían en Venezuela antes del retorno es la mayor de entre todos los países. Destacar que la el Gobierno gallego colabora también de manera intensa con las asociaciones de retornados de Venezuela residentes ahora en Galicia. Más de 46.000 gallegos Según los últimos datos del Padrón de Españoles Residentes en el Extranjero (PERE) del Instituto Nacional de Estadística (INE) a 01 de enero de 2016, residen en Venezuela un total de 46.095 gallegos, de los cuales 29.684 (un 64,4 por ciento) nacieron ya en la diáspora. Se trata, tras la canaria, de la colectividad española más relevante en un país que está atravesando momentos de especial incertidumbre sobre su futuro. Fotos: Jesús Núñez