Misa en recuerdo del presidente de la AC Isla de La Gomera

Este domingo el padre José Antonio Clemente ofició una misa por el eterno descanso de Enrique Plasencia, presidente de la AC Isla de La Gomera en Venezuela, quien falleció recientemente en Santa Cruz de Tenerife.

Hijas, nietos, familiares, compañeros directivos de la asociación y amigos asistieron a la ceremonia litúrgica en el Hogar Canario Venezolano de Caracas. A las 2.30 de la tarde en el salón Principal, Clemente, acompañado de la agrupación Coros y Danzas de La Gomera en Venezuela, comenzó el oficio religioso en el que participaron las hijas del fallecido, Esther y Mónica, con la lectura y el salmo responsorial previos al evangelio. En la homilía, el sacerdote se dirigió a los feligreses para hablarles de la partida de Enrique Plasencia a su encuentro con Dios. Señaló que queda un vacío en el corazón del que no es fácil desprenderse pero que la actitud de un cristiano debe ser recordar al que parte, con cariño, con mucha alegría y “como lo están haciendo ahora: elevando una plegaria por ellos”. El padre también habló de la inmortalidad, “porque para aquellos que creemos en Cristo, la vida no se acaba sino que se transforma. Esta debe ser la esperanza, incluso nuestra alegría dentro del dolor”. Después de los ritos de despedida, la asamblea recibió la bendición del sacerdote. A continuación intervinieron varios amigos en homenaje a Enrique. Comenzó el grupo Coros y Danzas de La Gomera en Venezuela con un romance gomero, continuó Juan Hernández con versos de su propia inspiración. José González le dedicó unas estrofas. Krysthel Saglimbeni Plasencia declamó un poema en memoria de su abuelo compuesto por todos sus nietos que emocionó a los asistentes por su contenido.

nieta, poema

Krysthel Saglimbeni Plasencia recita el poema dedicado por los nietos a su abuelo

Poema de los nietos a Enrique Plasencia. Comprimido